El proyecto está pendiente desde 2008 y no se ve para cuando; Centro cultural queda en el aire

Altavozmx

Observan inviable la creación del espacio dedicado a Ricardo Martínez, ya que la autoridad capitalina no ha mostrado interés en el tema desde 2015

Aunque las autoridades culturales de la CDMX prometieron desde 2008 la edificación de un centro cultural dedicado a la obra del artista Ricardo Martínez (1918-2009), en el inmueble que ocupara el cine Variedades, en avenida Juárez, el proyecto no se concretó y, desde 2015, el tema fue olvidado, reconoce Zarina Martínez, hija del artista mexicano e integrante de la Fundación Ricardo Martínez.

Desde entonces, ninguna autoridad cultural federal o capitalina se ha puesto en contacto con la fundación para revisar aquella promesa ni han mostrado voluntad para retomar el tema.

En ese sentido –dice Zarina Martínez a Excélsior– lo más sensato es dar por perdida la posibilidad de concretar un espacio, aunque la fundación estaría dispuesta a revisar el proyecto, de surgir esa posibilidad”.

Esto pese a que Alfonso Suárez del Real, extitular de la SC capitalina, afirmara a este diario (03/09/2018) que se trata de “una gran deuda con la sociedad capitalina y con los deudos del pintor”.

Incluso, afirmó que “el espacio (que ocupara el antiguo cine Variedades, en avenida Juárez 58, Centro Histórico) está allí y no se ha construido nada… pero sabemos que un particular lo adquirió. Nunca me definieron su nombre (…), pero cuando aparezca se le exigirá que se cumpla con la disposición para la cual fue expropiado”.

Y aseguró que había recibido “información no sustentada de que (el dueño) no ve con malos ojos que pueda ser centro cultural, pero con una mixtura de usos”, dijo.

SIN OPCIONES

Zarina Martínez recuerda los hechos.

Primero, en 2008, el entonces jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, a través de su secretaria de Cultura, Elena Cepeda, expresó su interés por construir un recinto en el antiguo cine Variedades, que sería el Centro Cultural Ricardo Martínez.

Entonces se elaboró un proyecto de comodato que se negociaría con el artista, a fin de cubrir todos los aspectos legales. El artista falleció en 2009, pero sus herederos y autoridades del GDF reiteraron su interés por el proyecto.

Recordó que entre 2009 y 2010 la fundación sostuvo reuniones con Cepeda y con el arquitecto responsable del proyecto y, en 2011, realizaron una muestra retrospectiva del artista en el Museo de la Ciudad de México, “en cuya inauguración se reiteró el interés de las autoridades en realizar el proyecto e incluso se expuso la maqueta”.

Sin embargo, “después de la exposición, las autoridades del GDF no volvieron a tomar contacto con la fundación y, al terminar la gestión de Ebrard, el proyecto prácticamente desapareció”, reconoció Zarina Martínez.

Entonces, la fundación intentó entablar contacto con el nuevo gobierno, pero la SC –encabezada por Lucía García Noriega– informó que no tenían antecedente alguno”.

Y abunda: “Desconocemos cuál es la situación actual del recinto, pero el proyecto no se ha vuelto a mencionar desde 2015, cuando el Senado exhortó al gobierno del entonces Distrito Federal a retomar el proyecto, por lo que no lo consideramos viable por parte de las autoridades, a pesar de que la SC ahora sí reconoce su existencia” y que, a la fecha, el inmueble está abandonado y en muy mal estado.