La mayor parte de la vida desaparecerá en 1.000 millones de años

Altavozmx

Cuando pase este tiempo, la atmósfera de la Tierra contendrá un millón de veces menos oxígeno que en la actualidad, lo que la hará inhabitable.

Anteriormente, los expertos habían tasado la fecha de caducidad de la Tierra: unos 5.000 millones de años; momento en el que el Sol, nuestra estrella, se expandirá y se tragará nuestro planeta. Pero parece que la vida terrestre podría tener un punto y final mucho antes.


La vida no durará para siempre en la Tierra


Un equipo de científicos japoneses y estadounidenses ha calculado la esperanza de vida del oxígeno atmosférico de nuestro planeta. ¿Cuánto tiempo nos queda? 1.000 millones de años. Pasado este tiempo, una caída extrema en los niveles de oxígeno en la atmósfera acabará con la mayor parte de la vida en la Tierra, según predicen los investigadores en su estudio recogido por la revista Nature GeoScience.


Los expertos tenían como objetivo investigar la estabilidad a largo plazo del oxígeno atmosférico de la Tierra. Para ello, llevaron a cabo simulaciones de los sistemas de la Tierra, incluido su clima, procesos biológicos y geológicos e incluso el brillo del Sol, observando cómo cambiaban los niveles de oxígeno a medida que se transportaba entre el aire, el agua y las rocas. Encontraron un punto de inflexión dentro de 1.000 millones de años: un momento en el que la Tierra no podría sostener la mayoría de las formas de vida.


La simulación mostró que a medida que el Sol se calentaba más y más, y liberando más energía, los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra comenzarán a caer debido a que el gas absorbe el calor y se descompone. La capa de ozono también se quemaría. Luego, a medida que disminuyen los niveles de dióxido de carbono, la vida vegetal comenzará a sufrir, lo que conducirá a una reducción de la producción de oxígeno.

De hecho, en apenas 10.000 años, los niveles de CO2 bajarán tanto que la vida vegetal se extinguiría. Sin vida vegetal, las criaturas terrestres y marinas seguirían el mismo aciago camino, debido a la falta de una atmósfera respirable. Mientras tanto, la simulación evidenció la entrada en la atmósfera de niveles crecientes de metano, lo que aceleraría la desaparición de criaturas que necesitan oxígeno para respirar. ¿El resultado? Un planeta sin vida, por criaturas muy pequeñas, como las bacterias.


El escenario recordará una Tierra primitiva, con la desoxigenación devolviendo la atmósfera una composición inhóspita, como cuando hace 2.400 millones de años, nuestro planeta portaba una atmósfera llena de metano, amoníaco, vapor de agua y gas neón, sin oxígeno libre.


El Gran Evento de Oxigenación allanó el camino a la vida multicelular, aunque se cree que provocó la muerte de muchas bacterias anaeróbicas, lo que pudo ser la primera extinción masiva de la Tierra.


“Nuestros resultados sugieren que el ciclo planetario carbonato-silicato tenderá a conducir a biosferas limitadas en CO2 terminalmente y una desoxigenación atmosférica rápida”, apuntan los autores.

Si bien este hallazgo puede que no tenga un impacto directo en nuestras vidas a día de hoy, quizá sí complica la búsqueda de signos de vida extraterrestre, pues no solo será importante buscar mundos alienígenas que sean potencialmente habitables, sino también encontrarlos en el momento correcto de su existencia. Los investigadores calcularon que el oxígeno solo podría detectarse en una atmósfera durante aproximadamente un 20-30% de la vida total del planeta.

Referencia: Kazumi Ozaki et al. The future lifespan of Earth’s oxygenated atmosphere, Nature Geoscience (2021). DOI: 10.1038/s41561-021-00693-