México pide a EU extradición de García Luna

Altavozmx

México le solicitó a Estados Unidos la extradición del exsecretario de Seguridad Genaro García Luna, detenido en una cárcel de Nueva York y acusado de presuntos delitos de narcotráfico por las autoridades estadounidenses.

La embajada de México en Estados Unidos entregó este domingo al Departamento de Estado una solicitud de extradición de García Luna, dijo a Efe este lunes una fuente de esa legación diplomática.

La Fiscalía General de la República de México (FGR) adelantó hace un año que planeaba pedir la extradición, una vez que concluyera sus propias diligencias respecto a los posibles delitos cometidos por el exfuncionario mexicano.

García Luna debe enfrentar los cinco cargos de los que le acusan las autoridades estadounidenses, entre ellos el de participar en un proyecto criminal continuado y el de conspiración para la importación de cocaína.

El exsecretario fue arrestado en diciembre de 2019 en Dallas, Texas y acusado de narcotráfico y de aceptar sobornos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, mientras era el encargado de seguridad nacional en México.

De acuerdo con el Gobierno estadounidense, ello habría permitido el envío de toneladas de cocaína y otras drogas a Estados Unidos.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador considera el caso de García Luna como un emblema de la corrupción del “periodo neoliberal”. 

García Luna se declaró “no culpable” de todos los cargos que se le imputan en Estados Unidos y lleva al menos 40 días en aislamiento debido al aumento de casos de la Covid-19 en la cárcel donde se encuentra.

El juez que lleva su caso, Brian Cogan, fijó una nueva audiencia para el 17 de febrero, mientras que el abogado de García Luna se quejó de que no ha podido revisar las pruebas contra él ni ha podido hablar con el acusado desde el 20 de octubre.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador considera el caso de García Luna como un emblema de la corrupción del “periodo neoliberal”.

García Luna se declaró “no culpable” de todos los cargos que se le imputan en Estados Unidos y lleva al menos 40 días en aislamiento debido al aumento de casos de la Covid-19 en la cárcel donde se encuentra.

El juez que lleva su caso, Brian Cogan, fijó una nueva audiencia para el 17 de febrero, mientras que el abogado de García Luna se quejó de que no ha podido revisar las pruebas contra él ni ha podido hablar con el acusado desde el 20 de octubre.