Presentarán trazos del nuevo mundo; inicia celebración del 35 aniversario del Museo Franz Mayer

Altavozmx

El lugar exhibe 66 piezas que reflejan el arte de los creadores de mapas a lo largo de más de cuatro siglos

Cerca de 66 acuarelas, xilografías y objetos de los siglos XVI al XIX conforman la exposición Trazar el mundo. La colección cartográfica del Museo Franz Mayer, abierta ayer al público, la cual construye un recorrido por las ideas, imágenes, símbolos, ornamentos y tendencias artísticas que permearon en el discurso cartográfico de cuatro siglos.

Cada pieza y objeto es un instante que refleja el arte, la técnica y un lenguaje visual enriquecido con imaginación, creatividad y destreza, ya que los dibujantes de su tiempo combinaron los conocimientos científicos con la estética y las intenciones políticas y comerciales de quienes ordenaron su ejecución.

La muestra, que inicia la celebración del 35 aniversario del Museo Franz Mayer, permanecerá hasta mayo próximo pretende acercar el público a la producción artística e intelectual que acompañó el desarrollo de la ciencia cartográfica y la construcción de la imagen moderna del mundo.

La exposición fue generada y desarrollada en tiempos de pandemia y es una lectura cuidadosa de una de las inquietudes de Franz Mayer, como coleccionista, que era todo lo referente a la cartografía, desde mapas hasta libros de viaje y de geometría náutica, de navegación, instrumentos de medición, orientación e interpretación de mapas”, explicó en entrevista Alejandro Sabido, director de exposiciones del recinto.

A su vez, recupera las múltiples representaciones cartográficas del continente Americano desde el siglo XV, lo cual era algo que el coleccionista y fotógrafo buscó de forma activa, y a partir de estos podemos apreciar transformaciones que se dan entre los siglos XVI y hasta mediados del XIX”.

Destaca la exhibición de la xilografía Typus Orbis Universalis, de Sebastián Münster, de 1550, considerada una de las obras más antiguas de la muestra. Así como piezas expuestas por primera vez, como la carta de navegación del Golfo de México y de La Florida, trazada con tinta ferrogálica; y las arcas o cajas de caudales, que eran grandes cajas de hierro utilizadas para guardar dinero, joyas y otros objetos de valor en los largos viajes oceánicos.

También se muestra un catalejo del siglo XVIII y el tratado Navegación Theorica y Práctica, encuadernado en pergamino y manuscrito por Joseph Camacho en Cádiz, España, y recientemente restaurado, que ofrece un compendio de saberes considerados imprescindibles para navegar y representar el mundo.

Además de las acuarelas Sphaerarum Artificialium Typica Repraesentatio, de Johann Baptist Homann, de 1664; y Novus Orbis Sive America Meridionalis et Septentrionalis, de Georg Matthäus Seutter; un globo terráqueo con brújula elaborado por la compañía J&W Cary de finales del siglo XVIII; un reloj anular elaborado y firmado por el novohispano José Rodríguez Carnero y de otros constructores como Michael Butterflied, Johann Scherreteger, Johann Martin y Andreas Vogler, entre muchos más.

A lo largo de las salas podemos percibir cómo se van afinando no sólo los territorios conocidos y las volumetrías de cada región, sino los propios códigos de representación para que tengan una dimensión más objetiva y científica”, abundó Alejandro Sabido.

Y al mismo tiempo que se aprecia el avance científico, dijo, cada mapa viene acondicionado con elementos decorativos e imaginarios que responde a las tierras por explorar, “y es ahí donde despiertan o determinadas representaciones etnográficas, los vientos dominantes, monstruos marinos o representaciones que ocupan espacios de la navegación que otorgan calificaciones, es decir, hay una correlación entre lo científico y lo decorativo que establecen una visión del mundo”.

Por último, detalló que muchas de las cartografías de dicha colección fueron coloreadas con la intención de decorar casas particulares, bibliotecas y salones, por lo que al mismo tiempo es posible conocer y explorar el papel que el trazado y la reproducción de ciertas geometrías, imágenes y elementos decorativos como Rosas de los Vientos, emblemas y cartelas tuvieron en el desarrollo de diferentes estilos y formas de representación visual para el diseño de mapas.

 

DE REGRESO A LOS MUSEOS

Ante la posibilidad de visitar nuevamente los museos, algunas personas se acercaron a estos recintos.

Dos personas con cubrebocas ingresan al Museo de la Ciudad de México. En tanto,  el Museo Jumex permanecerá cerrado hasta el 27 de marzo, fecha en la que inaugurará su nueva muestra.