Primer mitin de la dupla demócrata

Altavoz

La precandidata a la vicepresidencia de EU lamentó en Delaware la crisis que afecta al país por el racismo

Kamala Harris afirmó ayer que Estados Unidos está “pidiendo a gritos liderazgo” en su primera aparición conjunta con el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, tras ser nombrada su compañera de fórmula para enfrentar a Donald Trump en las elecciones de noviembre.

En un discurso desde Wilmington, Delaware, ciudad natal de Biden, Harris expresó: “Estamos experimentando un ajuste de cuentas moral con el racismo y la injusticia sistémica que ha llevado a una nueva coalición de conciencia a las calles de nuestro país exigiendo un cambio”.

El mitin, realizado en una escuela, ante pocos periodistas que usaban cubrebocas, marca un punto de inflexión en la campaña, en la que Harris busca pasar a la historia como la primera mujer vicepresidenta en EU.

Al iniciar el evento, Biden hizo referencia a la “crisis sanitaria” que vive el país por el coronavirus, que ha dejado unos 165 mil muertos en EU.

Tenemos una crisis de salud pública”, indicó Biden, quien prometió que su gobierno va a arreglar “el desastre que Trump y el vicepresidente Pence han creado en casa y en el exterior”.

Ella sabe lo que está en juego”, afirmó Biden y resaltó los orígenes de Harris, cuyo padre es originario de Jamaica y su madre de India.

Ella conoce personalmente cómo las familias de los inmigrantes enriquecen el país”, agregó.

Antes de Harris, dos mujeres fueron candidatas a la vicepresidencia: Geraldine Ferraro, en 1984, y Sarah Palin, en 2008. Pero nunca antes hubo una aspirante de los partidos mayoritarios que fuera negra o con raíces del sur de Asia, como Harris.