Se pone la corona Inglesa como de novela, Isabel II seguirá en el trono tras la muerte de Felipe

Altavozmx

Crece la incógnita sobre el futuro de la reina Isabel II luego de la muerte de su esposo, el príncipe Felipe: ¿seguirá en el trono o decidirá abdicar en su hijo, el príncipe Carlos?

Apesar de la muerte de su esposo, el príncipe Felipe, su compañero y confidente durante un reinado sin precedentes, hay pocas posibilidades de que la reina Isabel, de 94 añosabdicará, consideran los observadores reales.

Felipeesposo de Isabel II durante más de siete décadas y el consorte con más años de servicio en la historia británicamurió el pasado viernes a los 99 años.

El amor de su vida, se casó con Isabel en 1947 y había estado con ella durante su reinado de 69 años.

Él fue la persona que le dio la noticia mientras estaban en Kenia en 1952 de que su padre, Jorge VI, había muerto y que ella ahora era reina a la edad de 25 años.

A pesar del enorme vacío en su vida que deja la muerte de Felipe, los asistentes y expertos reales han dicho durante mucho tiempo que no llevaría a la reina, la monarca viva más antigua y con el reinado más largo del mundo, a renunciar al trono en favor de su hijo y heredero, el príncipe Carlos.

Puedo asegurarles que la reina no abdicará”, dijo el historiador real Hugo Vickers.

Hay indicios de que la reina goza de muy buena salud y, con suerte, seguirá siendo nuestra reina durante el mayor tiempo posible”, comentó.

Isabel II continúa desempeñando sus funciones oficiales, aunque de forma remota debido a las restricciones de covid-19, incluso mientras el duque de Edimburgo estuvo en el hospital durante cuatro semanas a principios de este año.

Los observadores reales dicen que parte de la razón por la que Isabel evitó renunciar a la corona fue la forma en que ella misma se convirtió en reina. Cuando nació en 1926, no se esperaba que se convirtiera en monarca.

Pero su tío Eduardo VIII abdicó debido a su amor por la divorciada estadounidense Wallis Simpson, que el establecimiento británico consideró una unión inaceptable, lo que provocó una crisis constitucional que hizo que la corona pasara a su padre Jorge VI cuando ella tenía 10 años.

Es un trabajo de por vida”, dijo una vez Isabel II, haciéndose eco de una promesa que hizo en su cumpleaños número 21 en 1947.

En declaraciones a la nación, mientras estaba de gira por Sudáfrica, dijo:

Declaro ante ustedes que toda mi vida, ya sea larga o corta, estará dedicada a su servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial a la que todos pertenecemos”.

Fue un compromiso que repitió en el 60 aniversario de su adhesión, y cuando se les pregunta a los asesores de alto nivel del Palacio de Buckingham si es posible la abdicación, tienen la misma respuesta:

La vida significa vida”.

Eso significa que no seguiría los pasos de otros monarcas europeos como el rey Juan Carlos de España, que abdicó en 2014, el rey Alberto de Bélgica, que renunció en 2013, y la reina Beatriz de los Países Bajos, que renunció el mismo año.

Como figura profundamente religiosa y líder titular de la Iglesia de Inglaterra, Isabel ve los votos que tomó el día de su coronación cuando fue ungida reina como inquebrantables, según comentaristas reales y quienes la conocen bien.

Sin embargo, podría traspasar aún más deberes oficiales al príncipe Carlos, de 72 años, y a otros miembros de la familia Windsor que se han hecho cargo de gran parte de su carga de trabajo.

En la última década, casi ha terminado las giras internacionales y ha reducido el número de sus patrocinios, pasando su papel en docenas de organizaciones benéficas, instituciones académicas y organismos deportivos a otros miembros de la familia real.

Si bien la reina podría retroceder un poco y veremos más al príncipe Carlos y al príncipe Guillermo haciendo un trabajo de representación … la reina seguirá siendo muy firme como la reina”, opinó el historiador real Robert Lacey, el consultor histórico de Netflix para la serie ‘The Crown’.

Puso como ejemplo los planes para conmemorar los 70 años de la reina en el trono para el próximo verano, ya anunciados por el gobierno.

Si sigue los pasos de su madre, que era conocida como la Reina Isabel o la Reina Madre y todavía aparecía en público casi hasta su muerte a los 101 años en 2002, Isabel II podría estar a la vanguardia de la vida pública británica durante algún tiempo.