Y tienen razón; Episcopado preocupado por que los Gobernantes están metidos en temas de elecciones que por la crisis

Altavozmx

La Conferencia del Episcopado Mexicano externó diversas preocupaciones a partir de las cuales, estimaron los obispos, se hará más lenta la reconstrucción del tejido social

 Los gobernantes en México están distraídos por las contiendas electorales que se disputarán el próximo 6 de junio de este año, en lugar de concentrarse en resolver las graves crisis que en materia de salud, educación, economía, convivencia familiar e inseguridad se han agudizado a partir de la pandemia de covid-19.

En un mensaje al pueblo de México en el marco de su 110 asamblea plenaria, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) externó diversas preocupaciones a partir de las cuales, estimaron los obispos, se hará más lenta la reconstrucción del tejido social y la reconciliación por el clima de polarización que atraviesa el país.

De acuerdo con los religiosos católicos, la vacunación representa una esperanza para superar las crisis y sin embargo “desearían fuera más ágil” para que la salud de todos corra menos riesgos y se posibilite el regreso de los niños y niñas a la escuela, disminuya la violencia dentro y fuera de los hogares y más personas recuperen sus empleos.

Solo que el actual proceso electoral no ayuda, daña a las instituciones democráticas y por el contrario, entorpece llevar a cabo medidas en favor de más mexicanos.

“La recuperación del país se vuelve más compleja al encontrarnos en un período electoral que distrae la atención de los gobernantes y entorpece la aplicación de medidas que den respuesta a las necesidades más urgentes del país: vemos con preocupación la creciente polarización de los discursos políticos; el alarmante índice de candidatos asesinados; regiones enteras bajo el yugo del crimen organizado; el maltrato a los migrantes y la militarización de las fronteras; la falta de cuidado de nuestra casa común; la amenaza contra las energías limpias; el escaso interés por el bien común y la verdad; las descalificaciones infundadas de las instituciones democráticas (INE) y los pocos acuerdos políticos que ayudarían a buscar juntos las respuestas que exigen estas graves amenazas” destacó el documento dado a conocer este jueves por los obispos en conferencia de prensa virtual encabezada por monseñor Rogelio Cabrera López, presidente de la CEM.

Los legisladores federales, de acuerdo el documento al que se le dio lectura, tampoco ayudan mucho a mejorar el ambiente en el país ya que se encuentran “más atentos a la promulgación de leyes influidas por la ideología de género que polarizan a la sociedad” que a promover valores como la familia, el respeto a la vida, la educación en valores cívicos y la libertad religiosa.

“Además omiten estar atentos a que se cumplan las leyes en materia educativa, garantizando una educación no ideologizada, que asuma el diálogo con los padres de familia, maestros y expertos en la elaboración de los libros de texto”  destacó el pronunciamiento leído también por Alfonso Miranda Guardiola, secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Al respecto, el arzobispo Cabrera López puntualizó que no es competencia de la iglesia católica participar en la elaboración de los libros de texto, pero señaló que es un derecho de los padres y madres de familia  ser tomados en cuenta así como contar con los expertos en educación.

“Los obispos y los sacerdotes no estamos pidiendo ni mucho menos participar en la elaboración de los textos; eso le toca a los ciudadanos y los ministros de culto tenemos que mantener nuestra sana distancia de un proyecto que tiene que ser de todos los mexicanos” aclaró al recordar que la educación en México es laica.

En este mensaje, los obispos de México hicieron votos por caminar en unidad, sin descalificaciones ni divisionismos partidarios, para afrontar los retos de la pandemia, políticos, empresarios, personal de salud, maestros, padres y madres de familia.

Incluso, señalaron que si se quiere cambiar al Instituto Nacional Electoral o al Tribunal Electoral del Poder Judicial (TEPJF) se haga, pero después del 6 de junio de este año y no en pleno proceso electoral.

“Las instituciones que tienen el arbitraje de las elecciones, nosotros los obispos confiamos en estas instituciones, tanto en el INE  como en el Tribunal Electoral y confiamos en ellas no porque sean perfectos sino porque son necesarios; si queremos un árbitro perfecto para poderlo aceptar, nunca habría nada; nosotros creemos que en este momento debemos de subrayar la necesidad que tenemos de este arbitraje, tanto del INE como de los tribunales y decir que, a medio juego no se cambia un árbitro”, expuso el presidente de la CEM al considerar que después de la jornada electoral puede analizarse cómo mejorar ambas instituciones.

Además, los obispos sugirieron a la población mantenerse “muy atenta” de quienes aspiran a convertirse en autoridades electas a través del voto.

Recomendaron también no quedarse solo con una versión de la información ni con un aspirante, sino recopilar los datos más posibles sobre el perfil de los que desean convertirse en nuestros representantes.

A los contendientes, los integrantes de la CEM demandaron no sembrar división ni polarización ambas acciones nunca serán un camino para el bienestar y la paz.

También subrayaron que con los debidos cuidados sanitarios, los ciudadanos estamos obligados a acudir a las urnas para que se refleje en ellas nuestra decisión.

Como pastores, ratificaron su compromiso de seguir acompañando a los que más sufren y seguir dando lo mejor de ellos.